SHOWROOM AREA     |     BOFFI STUDIO

SALVAR EL MAR

Allá por 2017 se descubrió en la costa de Honduras un gigantesco mar de plástico formado por una gran cantidad de cepillos de dientes, tenedores, cucharas, platos, botellas…

Una imagen devastadora, entre muchas otras, a las que tratan de poner remedio diferentes proyectos alrededor del mundo, entre los que se encuentra el tándem formado por la empresa especializada en productos sanitarios Grohe y el Pacific Garbage Screening Project, promovido por la arquitecta Marcella Hansch.

La gran cantidad de desechos plásticos en los ríos y los océanos es un problema que repercute sobre la calidad de vida de todos los habitantes del planeta, y es por ello que están desarrollando una innovadora solución que consiste en una plataforma de agua que ayudará a recoger dichos desechos antes den que puedan acceder al mar y dañar los diferentes ecosistemas.

Más allá de esta novedosa propuesta, el objetivo de ambas entidades es crear conciencia en la sociedad.

Es por ello que Grohe lleva años trabajando con el firme compromiso de evitar el uso de plástico y reducirlo tanto como sea posible en sus productos y en su cadena de producción, así como de desarrollar innovaciones de producto que ahorran en agua y energía, lo que permite a los usuarios vivir de manera más sostenible.

Un claro ejemplo es el novedoso sistema de filtrado de agua Grohe Blue, que consigue evitar la compra de una media de 760 botellas de plástico por año en una familia de cuatro miembros, con el correspondiente beneficio para los consumidores y también para el medio ambiente.

¿Quieres visitar nuestro showroom y que te enseñemos todo lo que tenemos para ti?

Pedir cita >

La compañía, que en 2020 apunta a convertirse en el primer fabricante líder en el sector sanitario con producción neutral de carbono y que ha sido nominada como una de las tres grandes empresas más sostenibles en los German Sustainability Awards, iniciará dos proyectos, una planta hidroeléctrica en India y la reparación y mantenimiento de pozos de agua potable en Malawi, para compensar las emisiones de CO2 que hasta ahora no han sido reducibles.