SHOWROOM AREA     |     BOFFI STUDIO

Cocinas abiertas al salón: 5 ideas para la nueva “joya” de la casa

La fusión entre el salón y la cocina es una tendencia que ha llegado para quedarse. Estancias que, tradicionalmente, han estado separadas y que ahora se conciben como una sola: diáfana, luminosa y sobre todo funcional, perfecta para el día a día.

¿Cómo integrar cocinas abiertas al salón dotando a cada espacio de su propia personalidad? 

La clave: del uso y “naturaleza” de cada una de las estancias, dependen las características que deben tener los materiales que se escojan, siendo esta la premisa que marcará el punto de partida de cualquier proyecto de esta índole.

Por ejemplo, la cocina necesita superficies de fácil limpieza y suelos que no resbalen (pueden caer gotas de agua, restos de cocinado…), mientras que el salón es primordial que sea hogareño, cálido. ¿Cómo lograr esta fusión con éxito?

En el suelo está el cambio

Una de las primeras opciones es que, con la combinación idónea (estilos, gamas cromáticas, dibujos…), los suelos delimiten las zonas. 

 

Las paredes y recorrido visual

Siguiendo la idea del punto anterior, “subimos” la mirada del suelo a las paredes de modo que, con simple golpe de vista, se puedan diferenciar las zonas a la perfección.

La propuesta: un revestimiento para la cocina de Domenico Mori, en este caso, una idea muy rompedora a nivel estético, pero atemporal y contemporánea.

 

A través del cristal

Un cerramiento interior de cristal es una solución diez para integrar las cocinas abiertas al salón, independizar ambos espacios cuando se necesite y que, al mismo tiempo, no haya barreras visuales. 

Además, así se consigue que tanto la luz que recibe el salón como la que entra por la cocina se reparta por los ambientes.

La propuesta: la colección Quadra de Adielle Porte, asocia el rigor técnico con una estética minimalista: el bastidor de la hoja, caracterizado por un perfil de sección cuadrada (ancho 36 mm y profundo 38 mm) con cristal central, está pensado para obtener paneles de grandes dimensiones (hasta 7 m2 para las hojas correderas), así como para realizar verdaderas y propias paredes móviles.

 

Encimeras que enamoran

Sin duda, la elección de la encimera es de lo más importante a la hora de concebir un espacio nuevo o de reformarlo. Sobre todo, si esta va a estar ubicada a modo de isla y sirva a su vez de elemento unificador entre la cocina y el salón.

La propuesta: ¿qué os parece esta original composición de Boffi? Mezcla de materiales que ofrecen un resultado único.

 

El blanco impoluto vs. la elegancia del negro 

¿Eres de los que apuesta por el blanco como el color “rey”?

Es versátil y se adapta a cualquier estilo decorativo que tenga el salón, aportando más luminosidad que cualquier otro color. Si optas por el minimalismo y la elegancia del blanco, esta propuesta de Boffi es una gran apuesta.

Si por el contrario, el negro es tu color estrella, estás de enhorabuena: las cocinas en negro son una tendencia al alza en los últimos años. Y es que el negro es sofisticado, elegante y se integra muy bien en cocinas abiertas al salón. Además, si te inquieta que el negro reste luminosidad, no tienes por qué preocuparte, hay mil formas de conseguir una cocina en tonos negros con mucha luz. Una opción ganadora es combinar negro con madera, como esta propuesta de Boffi, donde el negro aporta sofisticación y la madera la suaviza con su calidez.

Es el momento del open-space: decimos “adiós” a los miedos y damos la bienvenida a la inspiración que aporta esta nueva tendencia.

Post a Comment